Esta web utiliza cookies para darte la mejor experiencia al consultarla. Si continúas navegando en ella, implica que estás de acuerdo. Aquí puedes consultar la política de privacidad de TCA Recovery Coach.
Entendido


Petición #CambioTratamientoTCA



Por desgracia, el tratamiento para adultos con trastornos alimentarios (TCA) a menudo hace más mal que bien. Mi amiga Helen (recoveringnomad.com), defensora también de los derechos de las personas afectadas de TCA empezó una petición en Change para reclamar tratamientos efectivos y basados en evidencia para adultos con TCA en todo el mundo. Hemos unido fuerzas y traducido la petición a español para llegar a más gente. ¿Nos ayudas a promover esta petición para dar máxima visibilidad y concienciación sobre este problema? Por favor, firma la petición abajo.

Actualmente, los tratamientos que reciben los adultos que sufren TCA fallan en demasiadas ocasiones. Muchos sufrimos TCA severos y recibimos una atención médica basada en métodos anticuados que no nos permiten alcanzar la recuperación plena. Por el contrario, estos tratamientos a menudo exacerban nuestra enfermedad. 

No soy la única que ha dejado el tratamiento que le ofrecían por ser perjudicial y que ha decidido recuperarse sin el apoyo de los especialistas. Sabemos que los TCA tienen las tasas de mortalidad más altas de todas las enfermedades mentales. Pero dejando de lado estos datos, este tipo de desórdenes son enfermedades incapacitantes a nivel mental, físico, social y emocional y hacen que las personas que los sufren vivan una vida miserable.

Además, los tratamientos de los TCA tienen que hacer frente a una financiación muy deficiente, lo que ya es de por sí suficientemente malo, pero cuando estos escasos fondos se emplean en tratamientos que no son efectivos o incluso pueden ser peligrosos, entonces se acercan a la negligencia.

Estos son algunos ejemplos de cómo los tratamientos actuales son potencialmente dañinos:
> Personas con una historia de anorexia nerviosa o alimentación restrictiva que ha provocado una severa desnutrición y cuyo tratamiento consiste en la prescripción de dietas restrictivas y en el mensaje de que “si comen más de lo estipulado en la dieta, estaría mal”. Esto refuerza el sistema de creencias del propio trastorno por el cual si uno come, por ejemplo, una tostada más en el desayuno sería “demasiada comida” y aumentaría los miedos sobre la alimentación; miedos que precisamente hay que superar durante la recuperación.
> El estigma del peso es muy prevalente y tiene un gran impacto en el tratamiento de los TCA. A los pacientes se les niega el tratamiento a menos que su peso se encuentre en un rango muy bajo de acuerdo con el IMC y a menudo los “pesos de recuperación” que se establecen durante el tratamiento siguen siendo demasiado bajos para el peso natural de sus cuerpos. Cuando los pacientes alcanzan ese "peso de recuperación", se les indica que reduzcan lo que comen para mantenerse en él, lo que refuerza más la enfermedad dado que necesitan seguir restringiendo, haciendo ejercicio o recurriendo a otras conductas desordenadas para mantener su peso en un nivel artificialmente bajo.  
> Las personas que llevan enfermas varios años son etiquetadas de crónicas y se les dice que nunca podrán recuperarse por completo. Esto provoca que la gente viva con una enfermedad persistente que destroza sus vidas y que les deja desesperadas, ya que los especialistas les arrebatan cualquier esperanza de recuperarse. Esto es inaceptable. Los TCA siempre se pueden tratar, independientemente de su duración, severidad o la edad de los pacientes.   
> Las personas con TCA a menudo desarrollan comportamientos compulsivos con el movimiento, el ejercicio y la actividad en general que perpetúan la enfermedad y que, a menos que se traten de raíz, influyen en la posibilidad de recuperarse. A pesar de esto, los equipos de tratamiento prescriben a menudo paseos, ejercicio u otras formas de movimiento, cuando para poder superar la compulsión de moverse, es preciso parar todos los movimientos innecesarios durante un tiempo. 
> En algunos casos, a los pacientes se les obliga a pesarse más de una vez por semana, a pesar de que ver ese número detona sus síntomas. Algunos equipos de tratamiento rechazan que sus pacientes sean "pesados a ciegas" y esto puede ser muy perjudicial para su recuperación. 
> El tratamiento para adultos a menudo excluye a los familiares y no anima a buscar el apoyo de los seres queridos, el cual puede ser muy valioso para su recuperación. Responsabilizar a la familia del TCA sigue siendo común, aunque sabemos que nunca es su culpa.

Esta petición reclama una revisión urgente y completa de los tratamientos que reciben actualmente los adultos con TCAs en todo el mundo. Las tasas de recuperación de estas enfermedades podrían mejorar drásticamente si todos los afectados recibieran la ayuda adecuada; si les permitieran sentirse seguros para comer sin restricciones y parar todos los comportamientos compensatorios y purgativos; y si les animaran a ganar peso hasta alcanzar el rango de peso natural de su cuerpo.

Los equipos de tratamiento deberían escuchar más y respetar a sus pacientes y aprender qué es lo que realmente funciona de las experiencias de personas que como yo se han recuperado después de más de 20 años de TCA severo y multitud de ingresos y tratamientos ineficaces. Al igual que Helen, tuve que desaprender los nefastos consejos que me habían enseñado durante años y buscar por mi cuenta la manera de recuperarme.  Helen y yo no somos casos excepcionales. Conocemos a miles de adultos en todo el mundo que valientemente están consiguiendo recuperarse, pese a no contar con tratamientos eficaces. 
 
Por favor, si crees que los tratamientos de los trastornos alimentarios necesitan cambiar, ayúdanos firmando y difundiendo esta petición. Firma si estás de acuerdo en que trabajar estrechamente pacientes, familias y equipos de tratamiento, podría darle la vuelta a las trágicas estadísticas actuales de los TCA.


FIRMA LA PETICIÓN  (la versión española aparece después de la inglesa)

#CambioTratamientoTCA #ChangeEDTreatment

¡Gracias, de todo corazón!

 

Deja tu comentario

Nombre
Comentario

Otras personas han comentado ...

Lucía Pérez Moreno
29-12-2019
Yo estuve ingresada hace muchos años por TCA y me sentí agredida y humillada. Me hizo mucho daño a mi autoestima. Habría sido mejor no haber hecho nada, habría salido sola de la situación crítica como pasó años después.

Respuesta:


Gracias por compartir tu experiencia, Lucía. Te entiendo perfectamente porque yo también estuve ingresada en numerosas ocasiones. Y conozco gente en todo el mundo que ha vivido experiencias similares. Este es precisamente uno de los motivos por el que creamos esta petición. También conozco algunas experiencias positivas y unidades de tratamiento muy avanzadas, pero realmente son la minoría. Tenemos que aspirar a que se conviertan en la norma y no en la excepción.

Debbie Lesko
29-12-2019
I’m an adult (actually didn’t receive treatment till I was 55) am currently 64. It’s been rough to get adequate treatment as an adult. It’s all geared towards young women.

Respuesta:


Thanks for sharing your experience, Debbie. You are absolutely right that effective treatment for eating disorders is mostly accesible for young people in developed countries. And even within this group of patients only a few receive effective treatment. I feel you! We deserve better.

Últimos artículos del Blog